Aquí os dejo una explicación sobre un libro muy interesante que aconsejo leáis sobretodo para aquellas personas que tenéis un dolor crónico, irritativo, que no cesa fácilmente y que te incapacita en tu vida diaria.

Se titula “Explain Pain”, “Explicando el dolor” y los autores son David Butler y Lorimer Moseley, importantes fisioterapeutas a nivel mundial.

Usan imágenes ilustrativas para que cualquier lector pueda entender cómo el dolor actúa en nuestro cuerpo. Nadie quiere tener dolor. Nada más sentirlo, ya estás pensando en librarte de él. Es compresible, ya que el dolor es desagradable. Pero precisamente el hecho de que sea desagradable es lo que hace que el dolor sea algo tan efectivo y tan esencial en la vida. El dolor te protege, te avisa de que estás en peligro, frecuentemente antes de que te lesiones o de que lo hagas gravemente. El dolor hace que te muevas de manera diferente, que pienses y te comportes de forma distinta, lo que también es vital para la curación.

Explain Pain Interna

A veces, el sistema del dolor parece que se comporta de forma extraña, -por ejemplo, te clavas un clavo en el dedo y no te das cuenta hasta que ves sangre en la zona lesionada. Otras veces, sin embargo, el sistema del dolor falla. Algunos tipos de cánceres malignos no duelen en absoluto, por lo que pueden desarrollarse sin ser detectados hasta convertirse en algo realmente grave.

Creemos que todas las experiencias de dolor son normales. Son una respuesta excelente, aunque desagradable, frente a aquello que el cerebro juzga como una situación de peligro. Pensamos que, aunque exista algún problema en tus articulaciones, músculos, ligamentos, nervios, sistema inmune o en cualquier otro sitio, no tendrás dolor a no ser que tu cerebro piense que estás en peligro.

Exactamente de la misma manera que, aunque no exista en absoluto ningún problema en tus tejidos corporales, nervios o sistema inmune, sentirás dolor si tu cerebro piensas que estás en peligro. Esto es así de simple y de difícil al mismo tiempo.

Normalmente, el dolor se manifiesta cuando tu sistema de alarma corporal alerta al cerebro de un peligro de lesión en los tejidos, ya sea real o potencial.

Mas esta respuesta es sólo parte de una larga historia. El dolor, frecuentemente, implica a todos tus sistemas corporales y todas las respuestas que se producen tienen como objetivo la protección y la curación. El dolor es como una luz en la punta de un árbol de navidad. Bajo el árbol están pasando un montón de cosas.

Sin embargo, la mayoría de nosotros cuando pensamos en el dolor, se nos hace presente una experiencia desagradable y horrible, que hace que reaccionemos inmediatamente intentando hacer algo frente a esa situación.

De hecho, el dolor puede ser tan efectivo que puede llegar a no dejarte pensar, sentir o concentrarte en ninguna otra cosa. Si el cerebro piensa que sentir dolor no es lo más adecuado para la supervivencia (imagina, por ejemplo, un soldado herido que está intentando esconderse del enemigo), éste no se siente en absoluto, no importa lo grave que pueda ser esta lesión.


Esta es una breve explicación sobre el libro. Espero que os suscite interés, yo lo tengo podéis pedírmelo o directamente comprarlo. Os animo a tod@s a ello, así podréis saber en que carretera estáis, mirar la bifurcación que tenéis que tomar y eso sí, no pararos en ninguna rotonda, será de gran utilidad!